Sin categoría

Los días se acortan, las temperaturas bajan y las lluvias son abundantes. Este mes es ideal para sembrar y podar.

 

Césped

Si tu zona todavía se mantiene algo cálida, aprovecha para realizar el último corte, dejándolo bastante raso para que cuando lleguen las heladas esté lo suficientemente alto para que no sufra.

Debes recoger las hojas y escombros antes de que llegue el frío para evitar la llegada de plagas. Tenemos que evitar pisar el césped por la mañana cuando todavía está helado.

 

Riego

Con la llegada del frío y las heladas, el riego disminuye. Solo debemos regar cuando el tiempo está muy seco, aprovechando que no está helado, para mantener las plantas hidratadas.

 

 

Debemos proteger el sistema de riego y la manguera para que no se estropeen con el frío.

 

Plantación y poda

Noviembre es el mes en el que hay que recortar ramas secas y reorientar las trepadoras y rosales que no estén dando flores. Puedes untar con una pasta cicatrizante la zona podada para prevenir el ataque de plagas.

Debemos eliminar las malas hierbas, no las encontrarás tan fuertes como en épocas de calor. Así que, es el momento para deshacerse de ellas, aprovechando que están débiles y te cerciorarás un jardín libre de hierbajos en primavera.

Podemos seguir plantando árboles frutales ya que cuando hace frío, toda su energía se centra en echar raíces y les hará más fuertes. Los árboles de raíz desnuda son ideales para la plantación de esta época. También es un buen momento para transplantar. Pero debemos proteger las raíces de las plantas que son más delicadas empleando paja o corteza de pino.

No debemos aplicar el abono hasta la primavera, exceptuando las flores de temporada.

Recolectaremos kiwis, granadas, naranjas, frutos del bosque, membrillo y las últimas manzanas y peras.

 

 

Huerto

Con la llegada del frío, hay que limpiarlo e incrementar la materia orgánica.

Es la temporada de sembrar hortalizas como espinacas, canónigos… Plantaremos matas de alcachofa y transplantaremos de los semilleros las lechugas, acelgas, habas, escarolas, coles…

Debemos proteger las plantas más delicadas con alcolchados, cajoneras o túneles.

 

Mantenimiento de jardines Coruña